martes, noviembre 29, 2022
InicioOpiniónMaestros: Equiparación, no discriminación

Maestros: Equiparación, no discriminación

Hace ya más de una década que ha cambiado el Plan de estudios de magisterio, con la implantación y desarrollo del Plan Bolonia desaparecen viejas titulaciones de licenciatura y diplomatura, implantándose la titulación de GRADO, para todos. Reales Decretos que establecen y regulan la equiparación de las ya viejas titulaciones, y a partir de ahí… ¿Qué?

Manuel Diez Diez, Maestro nacional jubilado. Ex secretario estatal de ANPE

Esa es la pregunta, todavía sin respuesta, más allá de la incompresible contestación ministerial que se me dio, en su día: “Sirve para acceder, pero no para equiparar”. Inhibiéndose de actuar en consecuencia.

“Pasas más hambre que un maestro escuela” viejo adagio, fundado, por lo que nos han contado nuestros compañeros mayores cuando ingresamos allá por el año 1978, den mi caso. Afortunadamente ha pasado la época del hambre, pero quizás después de cerca de cien años, ha servido de inspiración a nuestras autoridades para establecer unas condiciones de trabajo y remuneración diferenciadas al resto de cuerpos docentes.” Vienen del hambre… con un trozo de pan se conforman”.

Algunas diferencias, estaban justificadas, como las retributivas, por el nivel de titulación exigido para el acceso, aunque siendo cierto que la titulación de licenciado ha requerido cinco cursos y la de diplomado tres, no es menos cierto que, en mi persona con las de dos titulaciones, puedo corroborar que magisterio se finalizaba tras cursar 27 asignaturas y licenciado con 25.

No procede otro plan de negociación que el dirigido hacia la equiparación

Titulación inferior que requiere retribución menor, de acuerdo. ¿Pero el resto de condiciones diferentes? Para mí después de ejercer casi cuarenta años, me han resultado incompresibles. Horario lectivo, retribución de los órganos de coordinación docente, promoción, etc. y quizás el colmo de la diferencia, no sé con qué intención, haya sido y apreciado con la implantación de la LOGSE al incorporarse maestros a los IES a comienzos de los años 90: Se modifica la regulación del complemento de destino. Hasta esas fechas iba ligado con el nivel de su puesto de trabajo, como es lógico, y eso facilitó que cuerpos docentes con nivel de diplomatura o inferior no sufrieran discriminación y sí equiparación. Radicalmente se cambia y se une al cuerpo, para de esta manera no incluir a los maestros que se incorporaban a la Educación Secundaria.

No queda ahí la cosa, todavía más grave y pienso que injustificable es el artículo 87 de la orden de 29 de junio del 94 que regula el funcionamiento de los institutos: La jornada laboral de los funcionarios del Cuerpo de Maestros con destino en un instituto de Enseñanza Secundaria será la misma establecida con carácter general para los que ocupan plazas en colegios de Educación Primaria. Ahí queda eso.!!! Afortunadamente a otra cabeza pensante le entro algo de cordura y mediante la Orden de 29 de febrero de 1996 se deroga dicho artículo, pero sin texto alternativo, al libre albedrio interpretativo de las direcciones de los centros, con las consiguientes polémicas. Puestos a pensar pienso que se derogó no para equiparar, sino por imposibilidad de funcionamiento de los IES.

No se trata de remover el pasado sin más, se trata de situarnos en el presente, saber de dónde venimos, que intenciones han tenido los distintos gobiernos que se han ido sucediendo, y por desgracia contradiciéndose, en un alarde más de demagogia política, al proclamar la importancia del maestro en el sistema educativo en los debates electorales.

Al margen de todo esto, y ya en el presente, lo que queda o debe quedar claro es que la actual titulación requisito de acceso a los cuerpos docentes que se imparte en las facultades es la de GRADO. Por ello creo que se ha empezado a hacer justicia con un cuerpo docente, el cuerpo de Profesores Técnicos de Formación Profesional y al amparo de la Disposición adicional undécima de la LOMLOE se va a publicar un Real Decreto de integración en el grupo A1, para todos los que tengan la titulación de grado o equivalente, dejando abierta la incorporación a medida que vayan adquiriendo la titulación requerida. En mi opinión se queda corto, pues debían ser todos, por aquello del sistema de equivalencias del que hablaba al principio, pero bueno es el comienzo.

El problema es que por equidad no se puede quedar ahí, quedan otros cuerpos y sobre todo uno que históricamente ha sufrido las diferencias, el Cuerpo de Maestros, sí muy numeroso, pero eso no puede ser un freno, al contrario, una oportunidad para colocar las cosas en su sitio, frenar el proceso diferenciador y actuar con ecuanimidad.

No hay ningún motivo para no establecer el grupo A1 para todos los docentes, como viene reclamando ANPE, cuando ya están homologados los requisitos de titulación para el ingreso.

El ministerio va a poner en marcha un proceso, debe extenderse con los mismos criterios, hasta la completa integración.

No sé cuántos maestros hay que han utilizado el título de grado para el acceso a la docencia, si sé el interés en formarse que han mostrado los antiguos diplomados haciendo los cursos de acceso al grado, como en su día hicimos los que accedimos a la licenciatura para nada. Esperemos que ahora tengan más suerte. No sirve de excusa decir que estos están exentos de la formación pedagógica, pues la llevan incluida con creces en su plan de estudios.

Llegados al punto en el que estamos, no procede otro plan de negociación que el dirigido hacia la equiparación, creando el marco legal para ello. Los pormenores de método y forma se deben negociar en mesas sectoriales.

Sé que ha empezado la movilización del colectivo, comenzando con la recogida de firmas, yo también he firmado, también me consta que ANPE lo demanda y reclama en las mesas de negociación, lo que no sé son las intenciones ministeriales y si creen necesario una movilización más fuerte. Cuando te ampara la razón, pienso que sobra la movilización.

Último número:

- Advertisment -

Otros artículos

ANPE Melilla

ANPE Navarra

ANPE Murcia