martes, noviembre 29, 2022

Ismael Sanz

  • Profesor Titular del Departamento de Economía Aplicada I de la Universidad Rey Juan Carlos. 
  • Doctor en Economía Aplicada en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Premio Extraordinario de Tesis Doctoral 2007 de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales (UCM). 
  • Director General de Innovación, Becas y Ayudas de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid). Director del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE) del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). Chair del Strategic Development Group de PISA de la OCDE.
  • Ha realizado cursos de ampliación de estudios y estancias de investigación en la Universidad de California Santa Bárbara, Victoria University of Wellington (Nueva Zelanda), Departamento del Tesoro de Nueva Zelanda, University of Otago (Dunedin, Nueva Zelanda), Australian National University, Kennedy School of Government (Harvard) o Universidad de Nottingham. 
  • Es autor de artículos en revistas de investigación extranjeras como Economic Journal, Oxford Bulletin of Economics and Statistics, Scandinavian Journal of Economics, Canadian Journal of Economics, European Journal of Political Economy, Public Choice o IZA Journal of Labour Studies.  

¿En qué lugar cree que esta la educación española actualmente? ¿Cómo nos sitúa a nivel internacional en relación con los países de nuestro entorno?

Los resultados de las pruebas internacionales PISA, TIMSS (Estudio Internacional de Tendencias en Matemáticas y Ciencias) Y PIRLS (Estudio Internacional sobre el progreso en Comprensión Lectora) muestran que el aprendizaje de los alumnos españoles está algo por debajo del promedio de la OCDE. En concreto, se puede estimar que esta diferencia es el equivalente a lo que un estudiante aprende en un trimestre escolar. La diferencia con los países desarrollados no es abismal, pero no conseguimos reducir la brecha desde que se hacen estas evaluaciones. 

Me gustaría señalar que, tanto en primaria como en secundaria, varias pruebas internacionales, de diferentes organismos y distintas metodologías, coinciden en señalar que matemáticas es la competencia en la que la educación española está más rezagada. En comprensión lectora y ciencias no es tan acusada la distancia respecto a la media de la OCDE.

En noticias recientes, en España, se habla de una alta tasa de repetición de nuestros alumnos. ¿Qué opinión le merece este asunto?

La repetición tiene desventajas como el coste que supone que el estudiante pase más tiempo en el sistema educativo. Otro aspecto negativo es que los  estudiantes que comienzan repitiendo, en ocasiones no finalizan las etapas obligatorias. Por otro lado, sería necesario dedicar recursos para dar mayor apoyo a los alumnos con más dificultadles, anticipándonos a una posible repetición, que a veces es inevitable.

En España llevamos trece años consecutivos bajando la tasa de repetición por el esfuerzo de los estudiantes y de los docentes

Sin embargo, en España llevamos trece años consecutivos bajando la tasa de repetición por el esfuerzo de los estudiantes y de los docentes. Y no es fácil que un indicador siga sistemáticamente en la misma dirección durante trece años. Los españoles estamos haciendo un gran trabajo.

Es decir, que la tasa de repetición está disminuyendo  de forma natural, sin bajar el nivel de exigencia. En el curso 2006-2007, el 42,6% de los estudiantes con 15 años había repetido al menos en una ocasión en España. En el curso 2021-2022, la cifra está en el 24,5%, hemos reducido casi la mitad en este período, sin disminuir el nivel de exigencia.

La nueva ley apuesta por nuevos conceptos que ya se están trabajando como el aprendizaje competencial. ¿Por qué es tan relevante este enfoque?

Hay una expresión muy explicativa de Andreas Schleicher, director de Educación de la OCDE, cuando afirma que hay que evaluar lo que sabes y lo que sabes hacer, con lo que sabes. La primera parte se refiere a los conocimientos y la segunda a las competencias.

Estoy completamente de acuerdo con el enfoque competencial, pero debe ser un enfoque equilibrado ya que las competencias se tienen que aplicar sobre algo. Es decir, tiene que haber una proporción entre la adquisición de conocimientos y competencias.  

¿Considera que en nuestro sistema educativo hay falta de proyectos de innovación en relación con otros países? ¿Sería necesaria una mayor aportación económica para los centros?

En España hay numerosos proyectos de innovación educativa. Es importante evaluar si estas innovaciones mejoran los aprendizajes de los estudiantes. Hay una iniciativa muy importante en Reino Unido, Educación Endowment Foundation, dedicada a recoger evaluaciones de distintos proyectos y metodologías educativas y a mostrar su efectividad. Por ejemplo, una de las estrategias que han revelado un impacto más positivo en el alumno es la de proporcionarle feedback sobre su aprendizaje. 

Es importante la coexistencia de metodologías tradicionales con otras metodologías más innovadoras como la clase invertida, aprendizaje basado en proyecto, etc. ya que cada una tiene sus ventajas y contribuye de una manera u otra en el proceso de enseñanza aprendizaje. 

¿Cómo repercute en nuestra economía y en nuestro sistema educativo la fuga de talento?

Harry Anthony Patrinos, investigador del Banco Mundial, señala que cada año adicional de estudios, incrementa el salario en un promedio entorno a un 7%. Por supuesto, no todos los estudios proporcionan la misma inserción laboral y la misma mejora salarial. En este sentido, es clave que los jóvenes al menos finalicen estudios Formación Profesional de grado medio o bachillerato, lo que posibilita que posteriormente puedan acceder a grado superior y estudios universitarios.

Teniendo en cuenta la importancia actual de la inteligencia artificial, la robotización o el Big Data, necesitamos que los jóvenes, además de formación académica, adquieran otras capacidades de carácter transversal  relacionadas con la comunicación, el trabajo en equipo, el liderazgo,  el análisis, la resolución de problemas, etc. habilidades que no se pueden automatizar.  En este sentido, cuánto más jóvenes perdamos con talento, más problemas tendremos para atraer empresas y multinacionales intensivas en capital humano y capital tecnológico.

¿Qué opina sobre la educación especial y la implantación del modelo inclusivo en nuestro sistema educativo?

La educación especial está realizando un gran trabajo.  De hecho, una parte de las innovaciones de las que hablábamos antes procede de la educación especial. Por  tanto, hay que dejar que sean los profesionales los que decidan si los alumnos tienen que ir a educación especial u ordinaria.  

Por otra parte, hay que destacar que está aumentando de forma muy importante el porcentaje de alumnos con necesidades educativas especiales que está escolarizado en centros ordinarios, un 82,9%, según datos del MEFP para el curso 2020-21. 

Respecto al alumnado que presenta altas capacidades, ¿cómo podemos mejorar el trabajo con este alumnado? 

En España, no hemos prestado mucha atención a las altas capacidades. Es decir, si consideramos los resultados en PISA, la diferencia que hay en España entre los estudiantes rezagados y los estudiantes medios o avanzados es de menor cuantía que en otros países. Esto es resultado de la búsqueda de equidad en el sistema educativo. Sin embargo, la proporción de recursos dedicados a los estudiantes rezagados o con necesidades educativas especiales es mayor que la dedicada a los alumnos con altas capacidades. De hecho, tenemos pocos estudiantes excelentes, pero tenemos mucha equidad. Esto es un problema porque los estudiantes excelentes son los que pueden generar innovación, redundando en un beneficio social para el conjunto del país. 

Es importante reducir la brecha de género ya que hay menor porcentaje de mujeres estudiando carreras científicas

En ese sentido bueno hay que resaltar el Programa de enriquecimiento educativo para alumnos de altas capacidades (PEAC) de la Comunidad de Madrid que está realizando un trabajo excelente con este alumnado. El programa ESTALMAT de estimulación del talento matemático y los concursos de matemáticas de la Universidad Complutense, son otras opciones que habría que plantear en todas las asignaturas e intentar llegar a más alumnos con altas capacidades. Y esto es una vía en la que hay que trabajar. 

¿Cómo se pueden coordinar las políticas educativas con otras políticas públicas?

Se pueden trabajar en diferentes ámbitos: en programas para alumnado con altas capacidades, especialmente en los últimos cursos de la etapa de primaria, para potenciar el talento de estos alumnos, de tal forma que puedan traer mejoras importantes para el bienestar de toda la sociedad.  Se puede trabajar en todas las competencias, especialmente las relacionadas con el área de ciencias, en la que puede haber, en un futuro, más posibilidad de empleo estable y de buena calidad.  A este respecto, es importante reducir la brecha de género ya que hay menor porcentaje de mujeres estudiando carreras científicas. 

Para finalizar una frase relacionada con la educación, dirigida a  los docentes.

Los docentes españoles realizan un extraordinario trabajo, son profesionales muy valorados en toda la Unión Europea. Y la base de la excelente valoración que tienen los profesionales españoles en el extranjero es la formación que han adquirido en los colegios e institutos de sus profesores y profesoras.


Entrevista realizada por:
Mª Carmen González López
ANPE NACIONAL

Último número:

- Advertisment -

Otros artículos

ANPE Melilla

ANPE Navarra

ANPE Murcia