martes, noviembre 29, 2022

ANPE Murcia

ANPE Murcia califica como caótica la falta de previsión por parte de la Consejería de Educación en el inicio del curso escolar 

La adjudicación de plazas, una vez comenzado el curso, provocó que casi 500 maestros en los Colegios de Educación Infantil y Primaria y más de 700 profesores en los Institutos de Secundaria y Bachillerato, estuvieran ausentes durante el primer día de clase.

ANPE solicitó a la Consejería de Educación que se realizara el acto de adjudicación de plazas con anterioridad al inicio de curso, con el fin de que no se produjeran los problemas organizativos que suponen para los centros arrancar las clases sin todos los maestros y profesores en sus puestos de trabajo.

Desde ANPE consideramos primordial que los centros abran las aulas con la totalidad de sus plantillas. Este curso escolar, el primer día lectivo en la mayoría de los colegios fue el jueves 8 de septiembre, siendo el inicio el día 6 y el 7 en varias de las localidades murcianas como Alcantarilla, Blanca, Caravaca, Los Alcázares y Moratalla.

ANPE ya viene denunciando varios cursos la mala gestión por parte de la Consejería de Educación a la hora de adjudicar las vacantes de inicio y lamenta que se reitere, año tras año, la misma situación en la incorporación las clases faltando cientos de docentes lo que provoca graves problemas de funcionamiento en los centros educativos.

Los docentes adjudicados se incorporaron a los centros semanas después de que la totalidad del alumnado de Secundaria estuviera ya en el aula, con la problemática que conlleva tanto para alumnos como profesores el tener que hacer frente a las ausencias del gran número de compañeros sin adjudicar. Por un lado, los profesores que sí están incorporados han tenido que asumir las ausencias del profesorado no incorporado, con el consiguiente exceso de trabajo y, por otro lado, el alumnado también ha sufrido la pérdida de clases que no van a recuperar.

En el área de Religión, esta falta de previsión y planificación afecta a más de 50 colegios (sobre el 13% del total) y a unos a unos 40 Institutos, lo que supone un total de 1/3 de los Institutos de la Región. Desde ANPE consideramos totalmente inaceptable esta situación, y exigimos que se atienda los más de 10.000 alumnos de Religión Católica que están a la espera de que se incorpore este profesorado y exigimos que se convoquen los actos de adjudicación a la mayor brevedad posible.

Otra problemática es la del excesivo calor que se ha de soportar en las aulas de la Región Murciana, sobre todo en los meses de junio y septiembre. ANPE denuncia que tanto el inicio como el fin del curso escolar se está convirtiendo en poco menos que una tortura. Los centros educativos deben adaptarse para hacer frente a las temperaturas extremas de los centros de Infantil, Primaria y Secundaria, así como a las olas de calor que cada vez son más frecuentes.

Además, para este curso ANPE ha seguido demandando la necesidad de reducir la ratio de alumnos/as por clase para que el alumnado pueda recibir una atención personalizada, así como reducir la carga lectiva de los docentes para lo cual solicitamos 18 horas en Secundaria y 23 horas en Primaria.


ANPE Murcia denuncia la decisión interesada de la Consejería de Educación al modificar el cronograma de adjudicación en perjuicio del profesorado interino 

La Consejería nos vuelve a sorprender negativamente, anunciado novedades en las fechas de adjudicación de este curso académico. La reciente decisión adoptada retrasa varios días la cobertura de las bajas, perjudicando así a los interinos ya que conocerán su destino los viernes de cada semana y se incorporarán a sus centros al lunes siguiente. 

ANPE critica que esta nueva medida publicada no ha sido previamente informada ni negociada con los Sindicatos de
Educación a pesar de que modifica y va en detrimento de las condiciones laborales de los docentes.

Desde ANPE exigimos a la Consejera de Educación que tenga en cuenta las necesidades de los centros educativos, así como las del profesorado y del alumnado. Este nuevo cronograma cuyo único fin es el de “ahorrar” va a generar graves problemas organizativos en los centros educativos al cubrirse las bajas con días de retraso. Por otro lado, el colectivo interino va a sufrir una vez más las decisiones de la Consejería puesto que acumularán menos días de servicios prestados afectando al cobro del verano, sexenios, etc. Las nuevas fechas de adjudicación son un ataque más en detrimento de la calidad de la enseñanza pública en nuestra Región que dejará más tiempo las aulas sin profesores y a los alumnos desatendidos en los centros públicos.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Último número:

- Advertisment -

Otros artículos

ANPE Melilla

ANPE Navarra

ANPE Murcia