ANPE 622 Mayo-Junio 2024

sábado, julio 13, 2024

ANPE Asturias

Reunión con el nuevo equipo de la Consejería de Educación

La Consejera de Educación, Lydia Espina, ha presentado su nuevo equipo de Gobierno a las Organizaciones Sindicales que forman parte de la Junta de Personal Docente no Universitario de Asturias y se compromete a mejorar la calidad educativa.

Comentan que, a pesar de que la matrícula ha bajado en Infantil, han aumentado plazas de Orientación educativa en los Centros Integrados de Formación Profesional y en los Equipos de Orientación regional para la atención de la conducta y las altas capacidades.

ANPE agradece la reunión, pero echa en falta que no se ha mencionado ningún aspecto relacionado con la mejora de las condiciones laborales de los docentes. Se le solicita que priorice los días de libre disposición, la reducción de la burocracia docente y la jornada lectiva a 23 horas para los maestros.

El proceso de estabilización docente no cumple sus objetivos

La 2ª adjudicación del curso 23/24 eleva la cifra de interinos a 3.464 en las aulas asturianas:

  • 823 plazas adjudicadas
  • 284 adjudicadas a media jornada, que suponen 32,76% de las plazas
  • La tasa de interinidad en la plantilla de los centros educativos sube al 26,68%.
  • 1.425 interinos trabajan en este inicio de curso a media jornada.

El pasado jueves 14 de septiembre, la Consejería de Educación publicó los destinos adjudicados en la segunda gran convocatoria del presente curso escolar, afectando a 823 funcionarios docentes interinos.

Con este procedimiento se finaliza la contratación del grueso de profesorado adscrito a las aulas no universitarias de Asturias.

Entre las dos convocatorias, de agosto y de septiembre, totalizan 3.464 nombramientos, lo que sitúa la tasa de interinidad global en la plantilla de los centros educativos en el 26,68%.

El estudio de ANPE constata un elevado porcentaje de adjudicaciones a media jornada, del 38,7% en esta ocasión por las 284 plazas adjudicadas, que sumadas a las de agosto suponen que 1.474 interinos trabajarán en este inicio de curso a media jornada, el 41,14% de las interinidades totales.

Para ANPE, esta estadística no es buena, ofrece un golpe de realidad que obliga a una revisión pormenorizada de las necesidades del sistema para poder ajustar, con certeza, la plantilla de los centros asturianos.

ANPE defiende la compatibilidad del plan de evaluación con la equiparación salarial

El Plan de Evaluación docente de Asturias está amparado tanto por el art. 106 de la LOE, que refleja su voluntariedad; y por el Acuerdo firmado por ANPE en 2009.

Este acuerdo fue reiteradamente boicoteado por otras organizaciones sindicales que llegaron a judicializar el procedimiento, pidiendo la exclusión de parte del profesorado, siendo su objetivo final la eliminación del propio modelo de evaluación, pues para ellos era un «cheque en blanco» en beneficio de la administración, ya que tendría al profesorado a su merced.

Hipócritamente, a la vez que pedían a sus afiliados y profesorado en general que no solicitaran la evaluación, ellos mismos ya la habían solicitado, en uno de los capítulos más ignominiosos de la historia del sindicalismo en Asturias. Son las mismas siglas las que, en un ejercicio de incoherencia absoluta, apoyaban el cobro de esos mismos complementos para otros sectores de la Administración asturiana distintos del docente.

En 2015, ANPE consiguió poner fin en vía judicial una discriminación flagrante al profesorado interino, a quien se le negaba el acceso al Plan, al obtener el aval judicial de la doctrina del TJUE de no discriminación por razón de vínculo laboral.  La nueva Ley de Empleo Público asturiana aprobada en marzo, extiende la carrera profesional a todos los empleados públicos incorporando un nuevo complemento salarial vinculado al rendimiento de cada profesional, en sintonía con lo que marca nuestra evaluación docente.

Nuestro modelo amplía fronteras y ya es un referente para otras Comunidades Autónomas (Murcia, La Rioja o Castilla y León) a la hora de implantar en sus territorios la evaluación de sus docentes, y del propio Ministerio, como apuntó la ministra Celáa y recoge el borrador del Estatuto de la Función Docente para el conjunto del Estado.

El Plan de Evaluación docente de Asturias mide la competencia profesional de los profesores, valorando su desempeño en las aulas, con los alumnos, las familias, su formación continua, el uso de nuevas metodologías didácticas, las nuevas tecnologías, o el grado de cumplimiento de los objetivos del centro, entre otros ítems medibles y objetivables. La evaluación es validada por el equipo directivo de los centros educativos y por la Inspección Educativa.

El grado de aceptación del Plan de Evaluación la mide el apoyo masivo al mismo, cercano al 100% del profesorado que ha solicitado voluntariamente su adhesión. Un golpe de realidad a quienes, aún hoy en día mantienen un discurso «oficial» contrario al Plan, a pesar de mantener ellos mismos y los cuadros de sus respectivos sindicatos, su adhesión voluntaria desde su puesta en marcha.

ANPE defiende la compatibilidad del Plan de Evaluación con la necesaria actualización de los salarios del profesorado asturiano, que sigue en el furgón de cola en materia retributiva mientras nuestros responsables políticos miran para otro lado.

Finalmente queremos recordar desde ANPE que el gobierno asturiano continúa incumpliendo su compromiso de desarrollar el Plan de Evaluación en sus cuatro tramos. Los docentes seguimos estancados en el segundo frente otros sectores del Principado que llevan más de una década con sus cuatro tramos habilitados.

Último número:

- Advertisment -