martes, noviembre 29, 2022

ANPE Aragón

Un inicio de curso nada normal

Este curso 2022-2023 no ha empezado como un curso normal, aunque el consejero de Educación así lo haya manifestado.

Los currículos que desarrollan la LOMLOE, a los que debe adaptarse las programaciones didácticas de los centros, han sido aprobados en el mes de agosto provocando que el profesorado tenga en el inicio de curso sobrecarga burocrática.

A ANPE le preocupa la pérdida de poder adquisitivo de los docentes. Volvemos a poner de manifiesto la enorme brecha salarial que existe entre docentes de diferentes administraciones autonómicas, donde Aragón está a la cola

De especial gravedad ha sido en el inicio de este curso la aplicación del acuerdo de la Mesa Sectorial de Educación del mes de julio de reducción de una hora en el horario lectivo de los docentes mayores de 55 años. La medida se acordó sin partida presupuestaria para ello, con los cupos de los centros docentes cerrados y las vacantes de interinidad adjudicadas, sin instrucciones claras y por escrito acerca de las personas que puedan beneficiarse de la medida ni de las condiciones de su asignación. ANPE denuncia que el problema ha tenido que ser resuelto por los equipos directivos, quienes en muchos centros no pudieron tener elaborados los horarios definitivos el día anterior de iniciar las clases a espera de confirmación de la reducción individual de cada solicitante mayor de 55 años.

Por otro lado, adelantar los llamamientos de interinos al mes de julio ha supuesto que muchas vacantes no hayan salido hasta el segundo llamamiento, que a pesar de convocarse el día 1 de septiembre, no se resolvió, injustificadamente, hasta el día 7, y la incorporación de este alto porcentaje de docentes interinos no se ha producido hasta el día 8 de septiembre, día de comienzo del curso lectivo.

La administración sigue provocando que los docentes interinos de las enseñanzas de Artes Plásticas y Diseño se incorporen al centro el día previo al inicio de curso. Volvemos a exigir la incorporación del personal interino de estas enseñanzas el día 1 de septiembre, al igual que el profesorado de Secundaria o Técnico de Formación Profesional.


Convocatoria de los Premios Innova 2022

ANPE Aragón apuesta por la renovación metodológica como garantía de adaptación del profesorado al contexto socioeducativo actual, por ello convoca los Premios Innova 2022 para reconocer las iniciativas de innovación educativa de los docentes de la enseñanza pública de Aragón, por ello convoca dos categorías de premios: una para centros de educación infantil, primaria y especial y otra para centros de secundaria, formación profesional y régimen especial. El premio para cada categoría tiene una dotación económica de cuatrocientos euros. La presentación de las ideas innovadoras finalistas, y la entrega de premios a los ganadores se llevará a cabo en las Jornadas ANPE Innova 2022 que se celebrarán el próximo día 21 de octubre en el salón de actos del Centro de Historias de Zaragoza.


¿Por qué no se negocia la reducción del horario lectivo del profesorado en Aragón?

Para poder analizar y comprender el contexto de ausencia total de negociación colectiva en el profesorado de la enseñanza pública de Aragón, ANPE hace una retrospectiva cronológica que permita aportar luz: 

En el año 2012, el anterior Gobierno realizó en el contexto de una crisis económica recortes en educación. Dos de aquellas medidas: el aumento del horario lectivo a 21 horas en secundaria y la eliminación de las reducciones de jornada sin reducción de haberes para mayores de 55 años, afectaron de forma especialmente negativa a las condiciones de trabajo de los docentes. 

Entre el año 2012 y 2015, todos los representantes de los docentes, junto con alumnado y familias se unieron, en una campaña sin precedentes como fue Marea Verde. En aquellos años los sindicatos de la Mesa Sectorial actuaron conjuntamente en sus reivindicaciones contra el Gobierno. 

En la primavera de 2015, el nuevo Gobierno comenzó su primera legislatura con la rebaja de una hora lectiva en secundaria pasando de 21 a 20 horas. Hace ya siete años de la última medida que se ha adoptado para la reversión de los recortes. 

En mayo del año 2019, Tomás Guajardo como Director General de Personal, propuso una recuperación escalonada de los recortes: en el curso 2019/2020 se proponía la reducción de dos horas en la jornada lectiva para mayores de 55 años en todos los cuerpos docentes; en el curso 2020/2021 se rebajaría hasta las 18 horas lectivas el horario del profesorado y hasta las 24 lectivas el horario de los maestros, que suponía una mejora respecto al estado anterior a los recortes; finalmente en el curso 2021/2022 se proponía rebajar el horario lectivo de maestros hasta las 23 horas. 

¿Cuál fue la respuesta de la Mesa Sectorial? La división, la pérdida de unidad de acción y una convocatoria de huelga del profesorado de tres de las cinco organizaciones sindicales que componen la mesa, en concreto de CGT, STEA y CCOO. La huelga se convocó tres días antes de las elecciones autonómicas de mayo de 2019 y tuvo un seguimiento en torno al 4% según el Departamento. 

Desde ANPE se rechazó en su momento la convocatoria de huelga, y ahora con perspectiva se pregunta: ¿De qué sirvió? En las elecciones de la primavera de 2019 fue reelegido el Gobierno y pocos meses después, en diciembre de 2019 se comunicó a la Mesa Sectorial que no se abordaría la negociación del horario lectivo en los dos siguientes años. Unos días después, el 13 de diciembre, cuatro de los cinco sindicatos de la Mesa se concentraron delante del Departamento de Educación, sin ninguna continuidad. 

La respuesta de ANPE, cuya presencia en la concentración fue rechazada por los sindicatos convocantes, fue iniciar una campaña de recogida de firmas y fotografías en la puerta de los centros educativos. En un primer momento junto con UGT en Huesca, y posteriormente, en solitario, en Zaragoza y en Teruel. Hasta principios de marzo de 2020, días de inquietud e incertidumbre por el coronavirus que se aproximaba, ANPE realizó 19 acciones en centros dentro de la campaña que recibió el nombre de ¡Negociación YA!. Pero el confinamiento y la pandemia nos pararon. 

El consejero Faci, en febrero de 2022, en comparecencia en las Cortes se comprometió a rebajar la carga lectiva de los docentes en esta legislatura, algo que ya no se va a poder cumplir dado que el curso 2022/2023 va a ser a 20 horas lectivas y sin reducción para mayores de 55 en las condiciones anteriores a 2012. 

Por otro lado, la nueva directora general de Personal, también en comparecencia en las Cortes aseguró en marzo que por parte de la Administración no habría ningún problema en negociar, recordó que la propuesta de Tomás Guajardo no fue tomada en consideración por los sindicatos, y terminó con un críptico “retomaremos esa negociación en cuanto sea posible”. Ambas comparecencias se producían en el trimestre que la Administración anunció a los sindicatos que se retomaría esta negociación, y que finalmente incumplió. 

ANPE se cuestiona la existencia de una verdadera voluntad negocial por parte de la Administración, que según parece en 2019 estaba dispuesta a devolver progresivamente al profesorado al horario lectivo recortado, pero ahora mismo, tras decir que la administración está abierta a negociar, no cumple con el calendario pactado con la Mesa Sectorial de llevar el asunto en el segundo trimestre del presente curso escolar. ¿Cuál ha sido la respuesta de los sindicatos ante este incumplimiento? ¿Exigir inmediatamente su convocatoria el 1 de abril e iniciar una campaña reivindicativa conjunta de todos? No, los sindicatos de la Mesa Sectorial de Aragón prefirieron hacer cada uno la campaña por su cuenta, aquellos que la hicieron, y no exigir la apertura de negociaciones hasta el 24 de junio mediante un escrito conjunto. ANPE considera un despropósito la petición sindical de negociación casi tres meses después del incumplimiento del calendario previsto, así como también la respuesta de la Administración, que se lava las manos y echa balones fuera con la excusa de no tener autorización de Función Pública. 

ANPE viene reivindicando que la negociación colectiva de los docentes en Aragón necesita cambios: necesita sindicatos independientes políticamente, que no participen del juego partidista ni hagan proselitismo de una determinada ideología. Aragón necesita sindicatos profesionales que velen por las necesidades reales del profesorado, pero sobre todo, necesita de una auténtica, real y sincera voluntad negocial por parte de la Administración. Cuando algunos se preguntan por qué somos el profesorado peor tratado de España, desde ANPE creen que el origen de esta realidad radica en una incapacidad de llegar a acuerdos en el seno de la negociación colectiva. Para la Administración, los docentes deberían ser una prioridad, porque el sistema educativo se sostiene gracias a su esfuerzo. El profesorado tiene que dejar de conformarse, tiene que empezar a exigir que los reconocimientos que se han hecho durante la pandemia se transformen en mejoras reales y efectivas de sus condiciones de trabajo.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Último número:

- Advertisment -

Otros artículos

ANPE Melilla

ANPE Navarra

ANPE Murcia